El prisionero

(letra Alberto Escobar / música: Felipe de la Cruz)

Soy ciudadano del mundo 

Cuando la noche me arrebata
e inicia el baile del deseo,
yo me imagino prisionero
de las caricias de tu cuerpo;
sembrando amor yo te recorro
sin dejar siquiera un poro
que no sepa del deseo
de que este cuerpo sea tu reo

Cuando tus brazos me aprisionan
dejando libre solamente
algún suspiro, alguna risa,
o algún vaivén que te acaricia,
busco el refugio de tu pecho
junto al latido de mis labios
cansados ya de tantos besos
que te florecen en la piel

Mas si de pronto, en plena euforia,
descubro en este cautiverio
cualquier sospecha de que viene
entretejiéndose tu risa,
¡todo se nubla en mis sentidos!,
¡se me aceleran los latidos!,
Y no hay fronteras que contengan
una explosión... Llena de vida

Entonces como por misterio
todo se vuelve diferente;
tu cautiverio me libera
y la prisión se torna abrigo,
cual prisionero quedo ungido
por a la muerte haber vencido
dándote parte de mi vida,
dejo en tu vientre... La esperanza.

 

regresar